“Resistiré”: Un himno para la Escuela

No sé cómo esta canción del Dúo Dinámico llegó a ser el himno de la Escuela. Fueron los alumnos de la V Promoción (1994- 1997) los primeros que la trajeron y luego la siguieron cantando las promociones siguientes en residenciales, cierres y momentos de celebración. Recuerdo que la puse en la sala de Sonora una tarde de entrega de diplomas y todos los allí presentes saltamos como resortes al escucharla. No era sólo el ritmo enérgico, tremendamente vital de la música lo que nos arrastraba sino también la letra nos tocaba porque encarna en directo el espíritu dionisiaco de la Gestalt. Cuando todos los presentes nos pusimos a bailar y a cantar el estribillo: “Resistiré erguido frente a todo”… con los brazos alzados hacia el cielo, entendí conmovida que estábamos actualizando nuestro propio compromiso con la vida  y que de alguna manera este baile y canto dionisiacos nos servía de conjuro contra el olvido. Con ocasión del aniversario de la Escuela quiero volver a evocar este canto de entrega a la vida que es la esencia de lo que se enseña en la Escuela.

Cuando pierda todas las partidas

Cuando duerma con la soledad

Cuando se me cierren las salidas

Y la noche no me deje en paz”.

Esta primera estrofa deja entrever que crecer es confrontar los valores convencionales sobre el significado de la vida (si es que lo hay). Invita a soltar clichés e ideas fijas respecto a la felicidad, a experimentar que no es peor o mejor la soledad que la compañía, el silencio que el ruido, el insomnio que el sueño, el éxito que el fracaso. Que depende del momento personal, del contexto, de la situación en la que uno se encuentra.

“ Cuando sienta miedo del silencio

Cuando cueste mantenerse en pie

Cuando se rebelen los recuerdos

Y me pongan contra la pared:

Resistiré, erguido frente a todo

Me volveré de hierro para endurecer la piel

Y aunque los vientos de la vida soplen fuerte

Soy como el junco que se dobla

Pero siempre sigue de pie,

Resistiré, para seguir viviendo

Soportaré los golpes y jamás me rendiré

Y aunque los sueños se me rompan en pedazo,

Resistiré, resistiré”.

La letra de la segunda y tercera estrofa alude a la necesidad de poner en voz alta los miedos y aprensiones para conjurar el futuro incierto y el pasado que se fue. Y el estribillo recuerda de nuevo que no existe otro camino que el de hacerse cargo de uno mismo, de resistir en el sentido de sobrevivir y ser capaz de hacer frente a la adversidad. Recuerda a la vez la impecabilidad del guerrero de la tradición sufí y el cultivo de la Atención en Gestalt: “Volverse de hierro y endurecer la piel” así como “doblarse como el junco y seguir de pie” no es un intento de hacerse invencible sino de aceptarse fuerte y vulnerable, que ambos estados emocionales son compatibles en la filosofía de la Gestalt porque el concepto de caída entraña la capacidad de volverse a levantar, doblarse y volverse a enderezar, algo parecido a la fe taoísta en la sabiduría de la espontaneidad y del instinto que Claudio Naranjo sitúa “más allá de la voluntad programada”.

“ Cuando el mundo pierda toda magia

Cuando mi enemigo sea yo

Cuando me apuñale la nostalgia

Y no reconozca ni mi voz”.

La letra sigue desgranando las dificultades en el camino de crecer. Cualquier aprendiz de Gestalt tarde o temprano encara la pérdida de entusiasmo hacia el mundo que se vuelve del revés. Los sueños se rompen pero sólo eran sueños, ilusión, que el hinduismo llama maya y la Gestalt zona intermedia (fantasía e irrealidad). Ya no hay certezas a las que agarrarse, sólo reapropiarse de las proyecciones porque el enemigo está dentro y no hay vuelta atrás. Uno casi “no reconoce su voz”, dice la letra, una potente metáfora que evoca el estado de implosión, el atravesar la capa de muerte que decía Fritz.

“Cuando me amenace la locura

Cuando en mi moneda salga cruz

Cuando el diablo pase el factura

O si alguna vez me faltas tú.

Resistiré, erguido frente a todo…”.

Sigue el camino de bajada. Ya no es el miedo a la soledad, es el miedo a volverse loco, a quedarse sin recursos, a perder el amor, a la persona amada… y sin embargo mantener la voluntad de no evadirse, de seguir atravesando, de resistir, de sobrevivir en el vacío, entendido no como algo malo sino desconocido e inevitable, que supone aceptar el sufrimiento inherente al crecimiento. Esta voluntad de encarar la existencia se apoya en las palabras de Perls de que el miedo a la muerte significa miedo a la vida.

Toda la letra de resistiré es clara, contundente, sencilla, en la línea de lo que se enseña en la Escuela y que la Gestalt llama confianza en la autorregulación organísmica, en la entrega a la experiencia. Cada frase empieza por un “Cuando”, expresión temporal y parece ser el antídoto del “Y si, y si” hastiado de Fritz que se cuenta que pronunció antes de morir cuando Laura se lamentaba: “Y si no hubieras tomado este avión, y si no hubieras hecho esto o lo otro…”. No se sabe si la anécdota es real o apócrifa, pero ilustra lo que Fritz definía como angustia: la brecha entre el ahora y el después, el alejamiento del presente y el intento neurótico de querer controlarlo todo. “Resistiré” es una afirmación, un responsabilizarse de lo que uno teme, un echar mano del recurso cuando haga falta: “cuando pasé esto o lo otro, ahí estaré, daré la cara y resistiré”. Esta manera de encarar la existencia evoca la actitud gestáltica de aprecio del presente, de la conciencia y de la responsabilidad.

He querido recordar y evocar esta canción tan nuestra en la celebración del 25 aniversario. Como todas las escritas en estado de gracia alude a lo que realmente importa. Por eso ha acabado convirtiéndose en el himno genuino de una escuela poco solemne.

 

ANNIE CHEVREUX.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s