Nos cambió la vida

He asistido, en Piedralaves, a la mayoría de las celebraciones por la entrega de diplomas a las veintitantas promociones de gestaltistas cosechadas en estos 25 años por la Escuela Madrileña de Terapia Gestalt (EMTG) y el testimonio de los alumnos que más he oído y sentido ha sido que esta Formación vivida durante 3 años, en el seno de la Escuela, les había cambiado la vida. También ese fue mi testimonio, también a mí me cambió la vida… y no fue tarea fácil.

Llegué a la EMTG en una etapa vital de expansión narcisista: seductor, castanediano, psicoastrólogo, hábil deportista, popular iconoclasta… era un tramposo simpático e inteligente que tenía la subsistencia asegurada con su trabajo matinal como funcionario y que las tardes las dedicaba a buscarse la vida para sentirse vivo. Ya había encontrado a mi alma gemela (Viqui) y ya habíamos vivido sueños y pesadillas. Fue en una de éstas cuando sentí que se acabó nuestra relación y que ni regates ni ruegos ni locuras me devolvían lo perdido. Enloquecí con ataques de ansiedad, tuve que pedir ayuda y apareció la Escuela, la bendita Gestalt y su “santo apóstol”, Paco Peñarrubia. Sentí que había encontrado por fin mi “santa Iglesia” tras haberla buscado en muchos ámbitos y personas. Al poco pasó el susto del fracaso de pareja y floreció nuevamente el narcisismo prepotente con el que tuvieron que “lidiar” mis compañeros de formación y los profesores que, además, también bregaban con su “proceso de maduración”, como dice Águeda. Todo mi respeto y admiración, en este mirar hacia atrás (25 años atrás), por el coraje, la honestidad y el amor que en tantos momentos y talleres requirió ese proceso de maduración, atravesando momentos de “sangre, sudor y lágrimas” que los alumnos no podíamos ver ni valorar desde nuestra necesidad e idealización también necesaria. Recuerdo que no os lo puse nada fácil. Sé, siento, soy y doy testimonio vivo de que vuestro contagio, vuestra presencia auténtica, vuestro estar a corazón abierto fue calmando mi rebeldía, mi desconfianza en la autoridad sin trampa. Poco a poco dejé de provocar, de escaparme y casi sin darme cuenta me “peñarrubicé” y fui aterrizando en el dolor, en mis trampas, en el vacío. Fue un contagio maravilloso (en talleres, terapias y supervisiones) del que tardé años en regresar a mi “pepe” sin ya necesitar tanto a mi “paco”. Ayudó a ello, en algún SAT, Claudio con aquella admonición de “Pepe a ver si te despeñarrubizas”, pero yo no tenía prisa. Y también ayudó alguna regañina de Annie sobre las (obvias) diferencias entre Paco y yo. Gracias Annie. Como recientemente hemos hablado, sigue siendo una bendición (siempre lo ha sido) teneros tan cerca y no necesitaros tanto.

Decía al principio aquello de cambiarme la vida… Hoy, desde este aquíahora, veo que fue sin duda aquél encuentro con Paco, Annie, Águeda y Enrique junto con Pedro de Casso en aquél Hoffman del 91 (i love you, D. Pedro) y demás profesores, el que me abrió la consciencia desde su presencia, fue aquel bendito encuentro con la EMTG el giro copernicano que sanó mi corazón “partío” permitiéndome que poco a poco aprendiera (sí, aprendizzzzz…., ¡¡¡cómo me retorcía el hígado aquellas admoniciones sobre ser aprendices!!!) a entregarme y confiar en lo amoroso, curando el miedo a dar y recibir, a estar de verdad y permitir así el ir arraigando en nuestro Ser.

A día de hoy se ha asentado una hermosa y profunda relación fraternal con muchos compañeros de camino, hermanos gestaltistas (buscadores que sabemos que somos UNO) especialmente en estos últimos meses oscuros en que la muerte ha golpeado cruelmente nuestro corazón y hemos sentido el Espíritu de la familia gestáltica como bálsamo y consuelo de nuestra alma. Que Enrique de Diego recoja la antorcha de la EMTG, que Paco ha portado hasta ahora tan impecable y valerosamente, es el mejor testimonio de Sabiduría y Transparencia, auténtica impronta marca de la casa.

pepevalero

Pepe Valero, alumno de la 2ª Promoción.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s